silviasanmartin.com
Silvia San Martín
Clases

Entradas con la etiqueta ‘La Voz’

Vuelve la voz; vuelve la ilusión.

Martes, 24 de marzo de 2015

L.P.Ayer volvió el programa La Voz a la televisión y con él regresó la ilusión, porque este programa va de sueños; por eso gusta tanto a la gente. El primer programa de esta nueva temporada ha arrasado con un 28,1% de share y más de cuatro millones y medio de telespectadores.

Por un lado, este programa nos permite disfrutar de la espontaneidad de los cuatro coaches: Alejandro Sanz, Laura Pausini, Malú y Antonio Orozco. Los cuatro grandes artistas ponen su arte y su experiencia al servicio de los nuevos talentos. Por otro lado, los concursantes tienen la oportunidad de darse a conocer mediaticamente, algo muy importante en el tan difícil mundo de la música, donde hay grandes talentos, pero cada vez menos oportunidades.

Además, siempre nos encontramos con alguna sorpresa. En el primer programa hemos podido comprobar cómo Iván y Mikel Herzog siguen los pasos de su padre. También pudimos ver a Juañarito, el sobrino de José Mercé, que consiguió que los coaches subieran al escenario a cantar por bulerías.

Y es que La Voz engancha al público porque es el reflejo de que los sueños pueden hacerse realidad y los concursantes tienen la gran oportunidad de aprender de los mejores. Desde aquí podría decir muchas cosas buenas de los coaches, con los que he tenido la oportunidad de compartir momentos de mi vida, ya fuera entrevistándolos, asistiendo a sus ruedas de prensa o a sus conciertos, pero no quiero enrollarme así que simplemente les mando un saludo desde aquí, igual que a Jesús Vázquez.

Muchas veces mis estudiantes de español me dicen: “Yo me dedico a esto porque necesitaba una buena forma de ganarme la vida, pero realmente lo que me gustaría hacer es esto otro”. Ojalá todos naciéramos con las necesidades básicas cubiertas de por vida, para poder dedicarnos a lo que realmente nos gusta. Mientras tanto, soñaremos con los concursantes cada lunes, esperando que sepan aprovechar esta gran oportunidad que les brinda la vida.

Por cierto, Laura, si necesitas clases de español para perfeccionar tu nivel, llámame.

Malú: definitivamente sí.

Martes, 15 de octubre de 2013

SíNada más escuchar las primeras notas de “Sí”, el nuevo disco de Malú, te das cuenta de que es una obra maestra.
Parece que esta chica con cada trabajo se supera. Todas los temas son buenos y es difícil elegir entre ellos, pero yo me quedo con “Te voy a olvidar” y “Lo mismo que yo”. La elección del single, “A prueba de ti”, ha sido muy acertada. Se nota que es un trabajo muy cuidado, incluida la portada; sencilla y elegante desde la desnudez.
La “coach” de La Voz me ha sorprendido gratamente con este trabajo. Estaría bien que todos los discos que salen al mercado tuvieran la misma calidad. Considerada una de las mejores voces femeninas del panorama musical español, ahora podemos disfrutar de la voz de Malú, además de verla cada semana como jurado del programa de Tele 5.
La música tiene que hacerte sentir y es lo que pasa al escuchar “Sí”; un disco que, sin duda, hay que comprar.

“El Número Uno” no convence

Sábado, 8 de junio de 2013

Estoy decepcionada con la segunda edición del programa “El Número Uno” de Antena 3. Todos lo esperábamos con ansias, puesto que no hay programas de música en televisión, pero el primer programa de esta edición fue soso y el segundo aburrido. A la tercera va la vencida: o me convence o apago el televisor. Tengo la sensación de que le va a pasar como a “Operación Triunfo”, que la primera edición tuvo mucho éxito y luego fue perdiendo seguidores. Lo alarmante es que esto pase ya en la segunda edición.

Desde el principio arrancó mal. En el primer programa faltó Bustamante y ni siquiera se molestaron en ponerle un sustituto. En el segundo, la presentadora, Paula Vázquez, no pudo acudir. En esta ocasión, la sustituyó Manel Fuentes, que es un gran presentador, pero no para este tipo de programas, sino para otros de humor. ¡Cómo eché de menos ayer a una Pilar Rubio que animaba todas las galas de La Voz!

El jurado tampoco convence y creo que la elección no ha sido acertada. Mónica Naranjo parece que es la única que “se moja” al valorar a los concursantes; los otros son demasiado políticamente correctos. Se nota la falta de Miguel Bosé o Sergio Dalma, de la edición anterior. Desde el principio dije que a Pitingo no lo veía como un buen miembro del jurado y se está viendo; no tengo nada en contra de él, puede ser un gran artista, pero a mí no me hace gracia en este tipo de programas.

Yo votaría por un programa en el que pudiéramos disfrutar en el jurado de Alejandro Sanz, Shakira y otros grandes artistas internacionales que le dieran vidilla al asunto.

Respecto a los concursantes, anoche se tuvieron que batir en duelo dos de los que mejor habían actuado, Lorena y Josh, lo que demuestra que la votación del pueblo se guía por razones ajenas a la música. Me alegré enormemente de que salvaran a Josh porque creo que el muchacho se lo merecía.

De todas formas, este año no escucho grandes voces. La que más me llama la atención es la de Irma, si no fuera porque esta chica está más pendiente de su novio que de su actuación y esto para un artista no funciona.

Por todo ello, estoy esperando que llegue la segunda edición de “La Voz”, aunque en ella no estará Melendi, que es el que más animaba el cotarro, y parece que el presentador será Jesús Vázquez esta vez.

Vamos a ver qué pasa y si se anima la cosa, porque quiero que estos programas me entretengan, ya que para ver sólo a aspirantes a artistas cantando, prefiero irme a un karaoke, en vez de estar delante del televisor.

No obstante, echo de menos programas de variedades como los que había cuando yo era pequeña, tipo “Vip Noche” o “Viva el espectáculo”. Claro que programas como “El Número Uno” o “La Voz” tienen mucha audiencia, pero esto no quiere decir necesariamente que sean buenos, también puede ser debido a la falta de competencia. No olvidemos que el público es muy exigente y por eso hay que darle cada día más; estos programas no se pueden basar en el éxito de una primera edición, luego tienen que mantenerse.