silviasanmartin.com
Silvia San Martín
Clases

Archivo de la categoría ‘racismo’

Continúan los problemas racistas en Inglaterra

Domingo, 21 de abril de 2013

Sin quererlo ni beberlo esta mañana me vi envuelta en una violenta protesta racista en Brighton (Inglaterra). Me fui allí el viernes a desconectar un par de días y esta mañana, a punto de volver a España, me encontré con la ciudad tomada por unos setecientos policías, dos de los cuales, han acabado con heridas en la cabeza, después de que les arrojaran botes; lo curioso es que sólo ha habido tres arrestados, a pesar de la violencia de la protesta y de los fuertes insultos que les profirieron a los policías y de los que fui testigo. En Madrid, la situación hubiera sido muy distinta.

Cuando me levanté por la mañana vi a muchos policías en la calle desde la ventana de mi hotel, pero no sabía lo que pasaba. Como mi avión no salía hasta la tarde, dejé la maleta en consiga y me fui a dar un paseo por la playa. A medida que caminaba veía a más policías. Le pregunté a una chica qué pasaba y me dijo que iba a haber una protesta, pero no me imaginaba que fuera tan grave.

Sobre las doce y media quise regresar a mi hotel para recoger la maleta pero la policía no me dejaba pasar porque habían cortado todas las calles. Mi hotel estaba en el centro de la protesta frente al muelle de Brighton. Evidentemente en el hotel a nadie se le ocurrió decirme lo que pasaría después; si no, hubiera salido de allí a las diez de la mañana.

Le pregunté a una mujer policía cómo podía pasar al hotel a recoger la maleta y me dijo que no podía, que era muy peligroso; yo pensé que era una exageración. Así que tuve que dar varias vueltas y recorrer varias calles para poder acceder al hotel por el otro lado. Cuando ya estaba llegando pasé al lado de un grupo de policías que tenían retenidos a un sospechoso, mientras los demás les decían de todo menos guapos.

A la puerta del hotel tuve que convencer a otro policía para que me dejara pasar. Cuando finalmente tuve mi maleta en las manos, me encontré con otro problema: como la policía había cortado las calles, las paradas de los autobuses que van al aeropuerto habían quedado inutilizadas; ni los autobuses ni los taxis llegaban hasta allí.

Decidí caminar por las calles y pregunté a varios policías dónde podía coger un autobús o un taxi para el aeropuerto y ninguno quería ayudarme. Por suerte, después de dos días allí, ya conocía un poco la zona y empecé a callejear. Cada vez veía a más gente que iba hacia el lugar, hasta que empecé a ver a grupos de fascistas con pasamontañas acercándose cada vez más rápido con cara de pocos amigos hacia el centro de la protesta, mientras, por otro lado, había gente con carteles de “No al racismo”; ése fue el momento en el que me di cuenta de que tenía que salir de allí como fuera. Empecé a caminar más rápido hasta salir a una calle más grande en busca de un taxi; ninguno paraba hasta que una mujer taxista paró. Ella me dijo: “Como he visto que estabas sola he parado; debes de haber pasado mucho miedo”.

Camino al aeropuerto la mujer me contó que estaban hartos de esos racistas violentos; que no los querían allí. Siempre me acordaré de su amabilidad. Menos mal que llevaba dinero suficiente para el taxi al aeropuerto, que allí no son precisamente baratos. Evidentemente le di una buena propina a la taxista.

Menos mal que no fui a la estación de tren porque luego me enteré de que los manifestantes llegaron hasta allí. En el avión pensaba en la pobre gente que habría intentado salir de sus hoteles una hora después, que quizá no hablaban inglés y no tenían dinero para un taxi, pues el servicio de autobuses había quedado interrumpido.

Teniendo en cuenta que Brighton es un sitio costero muy turístico, en el que hay muchos niños y turistas en general, no entiendo cómo permitieron allí esta protesta ni cómo en los hoteles de la zona no avisaron a los huéspedes de lo que iba a suceder.

A pesar del miedo, me alegro de haber estado allí para poder contar la noticia. He de decir que estuve muy tentada a sacar la cámara del bolso para hacer unas fotos de la protesta, pero hubiera sido demasiado peligroso. Podéis ver las de los compañeros de la prensa inglesa en este enlace:

http://www.theargus.co.uk/photos/2013/marchforengland2013/view/gallery_330324.March_for_England_2013/

Yo os dejo una foto mía, tomada muy cerca del lugar sólo dos horas antes de la protesta, cuando ni siquiera podía imaginar lo que pasaría después. También podéis ver una foto de mi hotel y otra del muelle que está enfrente; el epicentro de la manifestación.

Y ahora me voy  a descansar, que por hoy ya he tenido bastante. Buenas noches.