silviasanmartin.com
Silvia San Martín
Clases

Archivo de la categoría ‘OT’

Ejemplo de marketing: OT “El reencuentro”

Jueves, 3 de noviembre de 2016

Toda la semana llevamos oyendo hablar del concierto de OT “El reencuentro”, escuchando críticas y con el morbo servido de si hubo cobra o no hubo cobra.

Es cierto que algunos desafinaron y mucho. Pero de lo que nadie se da cuenta es de que ha sido todo un éxito desde el punto de vista del marketing, donde lo importante es que se hable del producto, da igual que se hable bien o que se hable mal.

Primero era la polémica sobre si Juan Camus iba a actuar o no en el concierto. Resuelto esto, todo se centró en poner el foco de atención en la actuación de Chenoa y Bisbal, y no precisamente por sus cualidades vocálicas, sino por la relación que tuvieron. Supongo que les habrán pagado mucho dinero por prestarse a eso, porque yo jamás me hubiera prestado a estar en el punto de mira con un ex que me hubiera dejado para irse con otra, enterándose todo el mundo.

Ahora todos se están sumando al carro. Ex concursantes de otras ediciones amenazan con volver a la palestra y reclaman un reencuentro para ellos también. Y los de la primera edición, que actuaron en el concierto, ya se están paseando por los platos. Supongo que ahora les saldrán bolos. También se dice que podrían organizar el mismo concierto en otras ciudades.

La gente no se da cuenta de que el marketing consiste en crear una necesidad en el cliente para que compre el producto y con eso se puede vender la moto -y lo que no es la moto- a cualquiera. Por eso, con OT “El reencuentro” lo han conseguido. Parece que da igual que mucha gente no llegue a fin de mes; lo que parece importar en este país es si Bisbal le hizo o no la cobra a Chenoa.

“El Número Uno” no convence

Sábado, 8 de junio de 2013

Estoy decepcionada con la segunda edición del programa “El Número Uno” de Antena 3. Todos lo esperábamos con ansias, puesto que no hay programas de música en televisión, pero el primer programa de esta edición fue soso y el segundo aburrido. A la tercera va la vencida: o me convence o apago el televisor. Tengo la sensación de que le va a pasar como a “Operación Triunfo”, que la primera edición tuvo mucho éxito y luego fue perdiendo seguidores. Lo alarmante es que esto pase ya en la segunda edición.

Desde el principio arrancó mal. En el primer programa faltó Bustamante y ni siquiera se molestaron en ponerle un sustituto. En el segundo, la presentadora, Paula Vázquez, no pudo acudir. En esta ocasión, la sustituyó Manel Fuentes, que es un gran presentador, pero no para este tipo de programas, sino para otros de humor. ¡Cómo eché de menos ayer a una Pilar Rubio que animaba todas las galas de La Voz!

El jurado tampoco convence y creo que la elección no ha sido acertada. Mónica Naranjo parece que es la única que “se moja” al valorar a los concursantes; los otros son demasiado políticamente correctos. Se nota la falta de Miguel Bosé o Sergio Dalma, de la edición anterior. Desde el principio dije que a Pitingo no lo veía como un buen miembro del jurado y se está viendo; no tengo nada en contra de él, puede ser un gran artista, pero a mí no me hace gracia en este tipo de programas.

Yo votaría por un programa en el que pudiéramos disfrutar en el jurado de Alejandro Sanz, Shakira y otros grandes artistas internacionales que le dieran vidilla al asunto.

Respecto a los concursantes, anoche se tuvieron que batir en duelo dos de los que mejor habían actuado, Lorena y Josh, lo que demuestra que la votación del pueblo se guía por razones ajenas a la música. Me alegré enormemente de que salvaran a Josh porque creo que el muchacho se lo merecía.

De todas formas, este año no escucho grandes voces. La que más me llama la atención es la de Irma, si no fuera porque esta chica está más pendiente de su novio que de su actuación y esto para un artista no funciona.

Por todo ello, estoy esperando que llegue la segunda edición de “La Voz”, aunque en ella no estará Melendi, que es el que más animaba el cotarro, y parece que el presentador será Jesús Vázquez esta vez.

Vamos a ver qué pasa y si se anima la cosa, porque quiero que estos programas me entretengan, ya que para ver sólo a aspirantes a artistas cantando, prefiero irme a un karaoke, en vez de estar delante del televisor.

No obstante, echo de menos programas de variedades como los que había cuando yo era pequeña, tipo “Vip Noche” o “Viva el espectáculo”. Claro que programas como “El Número Uno” o “La Voz” tienen mucha audiencia, pero esto no quiere decir necesariamente que sean buenos, también puede ser debido a la falta de competencia. No olvidemos que el público es muy exigente y por eso hay que darle cada día más; estos programas no se pueden basar en el éxito de una primera edición, luego tienen que mantenerse.

SIN RISTO, SE ACABÓ OT

Martes, 14 de julio de 2009

Los martes ya podremos dormir prontito; sin Risto, se acabó O T. Una vez más, se ha demostrado que al que habla claro se le tapa la boca. Cualquiera que sepa la trayectoria de Risto Mejide, sabe que el concurso no estaba a su altura. Es totalmente indignante que después de los insultos que recibió el otro día, sin que se pudiera defender, hoy Jesús Vázquez nos lea una nota y todo quede zanjado, como que no ha pasado nada.

En fin… El programa ha terminado para muchos. Sin Risto, Operación Triunfo aburre. Hace poco me llamó el manager de un concursante de una edición anterior, al que ninguna discográfica graba un disco. Lo mismo pasará con la mayoría de los concursantes de este año. De hecho, yo ya me he olvidado de la mayoría de los que han pasado este año por el plató.

Por todo ello, paso de seguir comentando un programa que, para mí y para muchos, ha perdido todo su interés. Risto Mejide seguirá con su brillante trayectoria; del concurso no creo que podamos decir lo mismo.