silviasanmartin.com
Silvia San Martín
Clases

estrella-trans Novedades

La integridad

Hace un año que vengo observando que para muchas personas parece que “todo vale” con tal de conseguir su objetivo, especialmente en lo laboral. A raíz de la crisis económica, mucha gente ha perdido su empleo y, otros, lo conservan a costa de pisar a quien sea. Pero las cosas están cambiando y lo del trabajo para toda la vida tiende a desaparecer. Por lo tanto, si en un trabajo vas pisando a los demás, cuando ese trabajo acabe, lo más probable es que estés solo y que el día que necesites algo, nadie esté dispuesto a ayudarte.

Un trabajo debería ser un medio para ganarse la vida, pero si con él estás haciendo daño a otras personas, lo mejor sería que cambiaras de trabajo.

Esto pasa en todos los ámbitos.

Hay artistas que están en lo más alto, no por sus cualidades artísticas precisamente. En muchos casos los premios no se los dan a quienes más los merecen, si no a los “amigos”. Sí, tengo amigos cantantes, pero la mayoría de ellos no están en el top de las listas de éxitos ya, pero se mantienen haciendo su trabajo dignamente. Y es que a veces uno debe saber cuándo retirarse… Algunos siguen grabando discos con un pequeño sello y haciendo sus actuaciones de forma modesta, otros tocan en locales, otros se dedican a dar clases, otros tienen otro trabajo y siguen con la música por afición,…

Pero eso mismo pasa en la enseñanza también, así como en otras profesiones. En muchas universidades el ambiente es malísimo. Para mí no compensa el dinero que ganas con lo que tienes que aguantar y con el mal rollo que hay. En algunas empresas, colegios y academias pasa algo parecido: algunos por defender su puesto de trabajo son capaces de lo que sea. Yo creo que el ambiente sí es importante a la hora de trabajar y por eso en muchas empresas multinacionales lo cuidan más. Prefiero trabajar en un sitio donde gane menos dinero pero esté más a gusto.

También hay gente que monta su propio negocio y lo saca adelante, no sin dificultades, pero sin hacer daño a nadie.

Por todo ello, la gente debería dejar de pelear contra los demás para conseguir un puesto de trabajo, porque, como se diría en el argot de los artistas, cuando se apagan los focos estás solo. ¿Merece la pena trabajar con gente así? En muchos casos, no, porque los trabajos van cambiando, especialmente en la actualidad, y, si no cuidas a la gente que de verdad se preocupa por ti, quizás tengas mucho éxito en tu profesión o en un determinado trabajo, pero cuando necesites algo nadie va a estar a tu lado, porque tus compañeros no son precisamente tus amigos.

No todo vale por conseguir un trabajo o, al menos, no debería valer.

Volver a la página de Novedades
silviasanmartin.com
diseño web caosmental.com