silviasanmartin.com
Silvia San Martín
Clases

estrella-trans Novedades

Rebajas de profesionales

Lo que está pasando en la nueva edición de Gran Hermano Vip es un reflejo de lo que está pasando en nuestro país: profesionales con una larga trayectoria, como Irma Soriano o Alonso Caparrós, que se ven obligados a meterse en un reality a falta de mejores oportunidades profesionales. Esto es un arma de doble filo, ya que, por un lado, luego les pueden ofrecer mejores trabajos, pero, por otro, se arriesgan a exponer su vida privada y a que la gente pueda ver su cara menos amable.

El problema es que en España cada vez se respeta menos a los profesionales. En muchos casos, se prefiere contratar a quien menos cobre que al que tenga mejores cualificaciones para el puesto. Evidentemente, una persona que ha ido a la universidad, que ha dedicado años a formarse, y que tiene experiencia, debería cobrar mucho más que alguien que dejó de estudiar con 16-18 años y solo busca un empleo de ocho horas para salir del paso. Cuando esto no ocurre, tenemos a periodistas trabajando por dos duros e incluso gratis; a profesores cobrando 10 €/h, que es lo que cobran las empleadas del hogar; a falsos autónomos trabajando en puestos de responsabilidad en una sola empresa que no les da la opción de hacerles un contrato en condiciones,… Y así podríamos poner muchos más ejemplos.

Este fin de semana vi en una red social que una mujer buscaba a una persona que preparara y llevara a sus niños pequeños al colegio de 6.30 a 9 de la mañana todos los días pagándole 100 €/mes… ¿De verdad cree que una persona por 2.5 €/h va a cuidar bien de sus hijos? Al final obtienes lo que pagas.

La crisis ha rebajado mucho los sueldos, especialmente en nuestro país, pero, como las cosas no cambien, esto será una caída en picado. Si quieres contratar a un profesional tienes que pagarle acorde a sus estudios y a su experiencia.

Si todo el mundo dijera que no, cuando le ofrecen un trabajo en condiciones miserables, los empresarios no tendrían más remedio que pagar sueldos decentes o hacer ellos mismos el trabajo.

Últimamente se compara mucho a Madrid con otras ciudades europeas, como Londres o París, pero solo para lo que interesa. Igualemos los sueldos también y entonces las cosas cambiarán.

Valoremos a los profesionales, porque si no lo hacemos, podremos obtener unos resultados bastante mediocres.

Volver a la página de Novedades
silviasanmartin.com
diseño web caosmental.com