silviasanmartin.com
Silvia San Martín
Clases

estrella-trans Novedades

Lo mejor de La Voz: la vuelta de Melendi

voiceAyer por fin volvimos a disfrutar de ese programa de televisión llamado La Voz. La verdad es que es muy previsible, pero nos divierte.

Lo mejor de esta edición es la vuelta de Melendi, Melen para los amigos, al que se echaba de menos. Tiene carisma y sabe lo que necesitan los artistas para estar sobre el escenario y encima nos divierte. Esperemos que nos dé grandes momentos. Aunque sí que se echa un poco de menos la espontaneidad de Laura Pausini. La mayoría de los concursantes se va con Alejandro Sanz porque saben que es con el que pueden tener más proyección internacional y, además, el fenómeno fan tira mucho; eso sí, como siga invitándolos a todos a cantar en su concierto de Madrid para que se vayan a su equipo, el concierto puede durar cinco horas. Malú con su templanza también nos dará muy buenos ratos. Manuel Carrasco todavía tiene que soltarse más. Y no nos olvidemos de Jesús Vázquez, gran conductor del programa, así como de los músicos que forman la banda y que están haciendo un gran trabajo, aunque apenas los veamos.

Por lo demás, los concursantes no deberían olvidar que la voz es importante, pero que hace falta mucho más para triunfar en el mundo de la música. Ayer una concursante señalaba que lo que importa es la voz y no el físico, pero es que en la industria de la música el marketing cuenta mucho y tener una buena voz no es suficiente. Si no, veamos qué ha pasado con Rosa de OT que no ha tenido la misma repercusión en el tiempo que otros compañeros suyos.

El programa también contó con esa dosis de flamenco a la que ya nos tiene acostumbrados, algo que no se entiende muy bien, porque más de la mitad de los españoles ni escucha ni canta ni baila flamenco. Una cosa es que sea típico de España y otra que tenga que monopolizar el programa, edición tras edición.

Por otro lado, no sé por qué -bueno, me lo imagino- cuando un concursante canta en inglés rápidamente le insinúan que debería cantar en español. Vale, estamos en España, pero ya sabemos como está aquí el mercado de trabajo y la industria de la música, así que no pasa nada porque algunos canten en inglés, porque igual tienen que ir a buscarse la vida fuera. Lo ideal sería que supieran cantar en los dos idiomas.

Lo malo de este programa es que a veces destrozan canciones como ocurrió ayer con “La Mala Costumbre” de Pastora Soler. Pero es que Pastora es mucha Pastora…

Realmente el protagonismo lo tienen Alejandro, Malú, Manuel y Melendi, porque ya sabemos que pocos conseguirán triunfar en la música y, mucho menos, tener una carrera a largo plazo. El programa nos divierte, pero queremos que hablen más con el corazón y que dejen a un lado el cerebro, porque lo que queremos es más emoción, no un buenrollismo, que igual no es real. Si todos están de acuerdo en todo y no hay variedad de opiniones, esto puede ser un poco aburrido.

Eso sí, por favor no nos bombardeen con tanta publicidad, que algunos madrugamos y no queremos tener que gastar más corrector de ojeras de la cuenta por un programa de televisión.

Volver a la página de Novedades
silviasanmartin.com
diseño web caosmental.com