silviasanmartin.com
Silvia San Martín
Clases

estrella-trans Novedades

Cuando la fama venció al talento

P4130082Cada día me da más tristeza lo que está ocurriendo con la cultura en nuestro país. Ya no se valora el talento; lo que importa es la fama.
Vemos cada día a gente en televisión cuyo único c.v. es haberse acostado con alguien; gente que graba un disco sin saber nada de música; famosos que escriben blogs, aunque no sepan juntar dos letras, solo por el hecho de ser conocidos; personas que escriben un libro, aunque no sean escritores; y así podríamos continuar…
Mientras eso ocurre, los verdaderos creadores están en sus casas, creando sin el reconocimiento de nadie y, a menudo, trabajando en otra cosa para poder vivir. Me gustaría saber qué hubiera pasado con muchos de los grandes escritores y músicos de los siglos anteriores si hubieran vivido en nuestra época; probablemente nunca hubieran sido conocidos.
Y parece que hemos entrado en un pozo sin fin, donde la cultura cae en picado. Parece que no interesa buscar una solución, porque el pueblo está tan amuermado que prefiere sentarse delante de la tele a ver a frikis que apagar la televisión y hacer algo productivo con sus vidas.
Los niveles de abandono escolar en nuestro país son alarmantes. La mayoría de los adolescentes no leen y encima se enorgullecen de ello. Creen que estudiar no vale para nada y, a veces, es la imagen que la sociedad les transmite, pero sin estudiar la mayoría no llegará a nada.
Los jóvenes mejor formados se están yendo a otros países porque aquí no se les ofrece ninguna oportunidad. Solo se quiere a gente que trabaje mucho por poco dinero y así no se retiene el talento.
La realidad es bastante triste y parece que solo se valora lo inmediato, lo que dé dinero rápido, y lo demás no importa. Vivimos en un mundo tan rápido que parece que lo de pararse a sentir con una pieza musical, un buen libro, la belleza de un baile,… Ya no importa.
Sigamos siendo unos locos y parémonos a sentir, aunque tengamos a todo el mundo en contra, porque, probablemente, los que estén equivocados sean los demás.

Volver a la página de Novedades
silviasanmartin.com
diseño web caosmental.com