silviasanmartin.com
Silvia San Martín
Clases

estrella-trans Novedades

Jem y la influencia de los artistas en los adolescentes

JemEl otro día fui a ver una película sin muchas pretensiones, con la intención de no pensar en nada por un rato: “Jem y los hologramas”. Es una película dirigida al público adolescente y, como fui al cine por la noche, tuve el lujo de tener toda la sala solo para mí.

La película está basada en una antigua serie de dibujos animados, aunque presenta algunos cambios. Es bastante entretenida y muy adecuada para el público juvenil. Entre los protagonistas, encontramos a Juliette Lewis en un papel muy divertido.

Pero “Jem y los hologramas” esconde algunas moralejas importantes.

Lo primero es que cualquiera que tenga aspiraciones artísticas debe dominar las redes sociales. Hoy tenemos la gran ventaja de contar con internet, lo que significa que no hay fronteras: lo que tú hagas pueden verlo en la otra parte del mundo y nunca se sabe dónde surgirá la oportunidad. Las hermanas protagonistas de la película empiezan subiendo vídeos a YouTube y gracias a eso son descubiertas.

La otra lección que deberíamos aprender es que los artistas deberían tener una responsabilidad social. Muchas veces no se dan cuenta de que muchos adolescentes imitan todo lo que ellos hacen; por eso, es muy importante que den ejemplo. Quizá no escuchen a sus padres ni a sus profesores, pero probablemente sí los van a escuchar a ellos, ya que, en muchos casos, se inspiran en sus ídolos. Es más, creo que deberían contar tanto las cosas buenas que les han pasado como las malas, porque de sus errores pueden aprender los más jóvenes; si solo cuentan la parte positiva del negocio, probablemente las malas experiencias que han tenido las experimentarán también los que vengan detrás, por lo que sería importante que contaran toda la verdad.

Además, el padre de la protagonista antes de morir le deja un mensaje oculto, seguro de que lo descubrirá. Todos los padres deberían confiar en las posibilidades de sus hijos y apostar por ellos, para no crearles inseguridades; su apoyo es fundamental en cualquier cosa que ellos quieran realizar. Muchas veces los padres se olvidan de que sus hijos deben ser felices haciendo lo que ellos quieren y no lo que sus padres quieren que hagan, porque los hijos no son una posesión.

En cualquier caso, la película es entretenida y adecuada para toda la familia.

Volver a la página de Novedades
silviasanmartin.com
diseño web caosmental.com