silviasanmartin.com
Silvia San Martín
Clases

Archivo de julio de 2014

¿Necesitas un asesor de comunicación?

Miércoles, 23 de julio de 2014

Hoy en día todo negocio tiene que estar en internet y tiene que tener visibilidad en las redes sociales. Hay que cuidar mucho la imagen de marca y un asesor de comunicación nos puede ayudar a lanzar nuestro producto.

Crear bien una web lleva mucho tiempo. Hay que elegir bien los textos y las imágenes que queremos insertar. No hay nada que dé peor imagen que una web con faltas de ortografía. Por ello, es aconsejable ponerse en manos de un profesional que nos ayude, por lo menos, en los inicios.

No todos tenemos que entender de todo. Yo, por ejemplo, no tengo ni idea de fontanería ni de electricidad, así que, cuando necesito ayuda en estos asuntos, recurro a un profesional.

Si eres un artista que quiere mejorar su imagen o tienes una pequeña empresa y quieres que tenga presencia en internet, ponte en contacto conmigo. Puedo ayudarte a que la web quede perfecta o gestionar tus redes sociales.

[email protected]

¿Qué lleva a alguien a quitarse la vida?

Viernes, 18 de julio de 2014

LágrimaHoy voy a tratar un tema delicado, pero es necesario; intentaré hacerlo con el máximo respeto.

Ayer una amiga de un amigo se quitó la vida tirándose por la ventana. Nadie entiende cómo una mujer que, aparentemente, lo tenía todo (marido, hijas,…) se ha quitado la vida. Parece que sí que estaba en tratamiento psiquiátrico, pero, al parecer, no ha sido suficiente… Mi más sincero pésame para todos sus allegados.

La depresión y las enfermedades mentales en general son muy malas. Lo primero que hay que hacer es ponerse en manos de un buen profesional. A lo largo de mi vida he conocido a personas con enfermedades mentales, que no están diagnosticadas, porque ni ellos mismos ni su familia quieren reconocer el problema por temor a lo que piense la sociedad. Creo que eso es lo primero que hay que superar, porque, si no lo hacemos, el final promete ser desastroso.

En segundo lugar, cuando veamos a alguien que está mal a nuestro alrededor, hay que estar atentos, porque probablemente nos esté pidiendo ayuda a gritos. Es muy fácil mirar para otro lado, pero cuando alguien está mal es bastante evidente.

En tercer lugar, insisto en que cada persona tiene que hacer con su vida lo que quiere y hay que aceptar a las personas como son. Si, por ejemplo, una mujer no quiere tener hijos hay que respetarla, porque si tiene un hijo solo por complacer a su pareja, probablemente acabe mal psicológicamente. Si un hombre o una mujer no quiere casarse, no intentes cambiarlo, por la misma razón. Y así podría citar muchos ejemplos…

Recuerdo el caso de un amigo que se autolesionaba. Nadie lo habría adivinado. Era un chico que, con 28 años, tenía un buen trabajo y ganaba más dinero del que podía gastar. La verdad es que no era feliz porque lo que le gustaba era ser actor. Desde pequeño hizo lo que sus padres quisieron: estudió en un internado muy caro, fue a la universidad y luego consiguió ese empleo. Cuando estudiaba ya se autolesionaba, pero sus padres nunca lo supieron. Lo educaron para ser “perfecto”, sin preocuparse de si su hijo era feiz o no; ahora solo ven el dinero que gana.

Nuestra vida no está hecha para dejar que otros la dirijan. Cada uno tiene que vivir la vida que él o ella siente y ser feliz. Desgraciadamente hay mucha gente que no lo es, en muchos casos porque viven de cara a la galería, sin atreverse a ser felices haciendo lo que realmente les dé la gana.

Soñemos en grande porque los sueños se hacen realidad

Domingo, 6 de julio de 2014

Desde que era pequeña tuve muy claro que quería ser periodista y luché por ello. Estudié mucho y fui admitida en una de las mejores universidades de este país: la Universidad Complutense de Madrid. Desde el primer año empecé a hacer prácticas y a trabajar en medios de comunicación. A los dos meses de llegar a la capital, ya estaba cubriendo un concierto importante: el de Ricky Martin en La Riviera. Hubo gente que no entendía lo que yo estaba haciendo; debían pensar que estaba loca o algo así, pero yo tenía las cosas muy claras.

Durante años tuve la suerte de entrevistar a aquellos artistas que yo admiraba. Fui a todos los conciertos, presentaciones de discos, ruedas de prensa… Y, por supuesto, me licencié en Periodismo. Hoy en día tengo la suerte de que algunos de esos artistas se han convertido en amigos.

Evidentemente las cosas no fueron fáciles durante mucho tiempo. Dejas tu casa, te vienes sola a la capital, empiezas de cero… Pero somos muchos los que lo hemos hecho en busca de nuestros sueños y se puede. Por el camino te encuentras con mucha gente que no cree en ti y que intenta ponerte piedras para que tropieces; lo mejor es saltar esas piedras y seguir adelante.

Todo puede conseguirse con esfuerzo. Hace falta convertir cada “no” en un trampolín que nos ayude a llegar a la meta y no rendirse nunca, porque si actúas así un día verás convertidos tus sueños en realidad.

Conozco a artistas que tuvieron que luchar contra todo, sin el apoyo de nadie. Yo les recomendaría a todos los padres que apoyen siempre a sus hijos en lo que quieran hacer, porque es su vida y con ella tienen que hacer lo que quieran.

Hoy tengo la suerte de poder compaginar mi trabajo como periodista con mi trabajo como profesora, ayudando así a otras personas a cumplir sus sueños.

Recientemente alguien me ayudó a cumplir otro sueño y nunca lo olvidaré. En estos momentos no puedo estar más feliz porque sé que los sueños pueden hacerse realidad y en ese momento lo único que tienes que hacer es relajarte y disfrutar de aquello por lo que tanto has luchado.

Nunca aceptemos un no y trabajemos duro por nuestros sueños, porque todo puede conseguirse con esfuerzo. No será fácil, pero merecerá la pena.

Música y sueños