silviasanmartin.com
Silvia San Martín
Clases

estrella-trans Novedades

La cultura del “Quiero más”

Vivimos en un mundo material donde el que más tiene cada vez quiere más y donde los que más tienen, en muchas ocasiones, son los más infelices. Se acostumbra a los niños a tenerlo todo desde pequeños, no se les enseña a esforzarse para conseguir lo que quieren y el resultado es que se convierten en hombres mal criados que no saben apreciar el valor de una sonrisa; el único valor que conocen es el del dinero… Y el dinero sólo es importante cuando no se tiene.

He conocido a jóvenes malcriados que ganan mucho dinero, pero que no son felices porque sólo piensan en ganar más dinero aún. No tienen vida propia y acaban quedándose solos porque no saben valorar a las personas. Los únicos amigos que tienen son los que están alrededor de ellos por interés y si un día pierden ese trabajo su mundo se hunde porque todos huyen de su lado.

Mucha gente está pensando en el próximo sorteo de Navidad con la esperanza de que les toque la lotería. Estaría muy bien, el dinero ayuda, pero no da la felicidad. De hecho, la gente más infeliz que he conocido a lo largo de mi vida es la que más dinero tenía. Lo tenían todo en apariencia, pero interiormente se sentían vacíos.

Estaría bien que los que más dinero ganan y los que más tienen ayudaran a los demás; especialmente cuando en España hay unos cinco millones de parados y muchas personas no podrán celebrar la Navidad. Pero…¡Ojo!… Navidad tiene que ser todos los días. Hay gente que en Navidad es muy generosa, pero el resto del año pisotea a todo el que puede. Las familias que se odian se juntan en estas fiestas para hacer teatro. No más hipocresía, por favor…

Echo de menos a mis amigos repartidos por el mundo; sus llamadas y sus e-mails son los que me hacen sonreír, porque les siento muy cerca, por muy lejos que estén. Sí, me gustaría que me tocara la lotería, para ir a visitarlos uno a uno y darles un abrazo. Especialmente a algunas personas que han estado muy presentes en mi vida en los últimos momentos. Cuando alguien se molesta en preguntarme: ¿Cómo estás? Aunque esté en otro país… Esas son las cosas que valoro.

El que triunfará en la vida será el que sabe ver un buen corazón de esos que escasean cuando lo tiene cerca; el que valora más una sonrisa que el que pretende comprarla. Pisemos con los pies en el suelo, que la avaricia no lleva a ninguna parte, e intentemos ayudar un poquito a los demás, que el mundo es algo más que lo que nos quieren vender.

Volver a la página de Novedades
silviasanmartin.com
diseño web caosmental.com